Idioma: Japonés
Género: 
Horror | Comedia
Duración:
78 Minutos.
Director: 
Kôji Kawano.
Guión: 
Satoshi Ôwada.
Reparto: 
Mizuka Arai, Sasa Handa, Yuria Hidaka, Hiromitsu Kiba.

Siempre he dicho que el buen terror asiático es, quizas, de los que más sensaciones intensas de horror me ha producido en todos estos años viendo y disfrutando del terror cinefilo. Dentro del terror asiático abundan las películas con fantasmas y aparecidos que con más o menos acierto intentan hacernos temblar en nuestras sillas o salas de cine. También dentro del terror asiático podemos encontrar el estilo que yo, personalmente, denomino como gore-erótico-todo vale. Este estilo se caracteriza para mi forma de ver por un guión muy pobre, gore sin ton ni son mejor o peor hecho a nivel de efectos visuales, escenas eróticas y una sensación de desorden y locura generalizada que impregna toda la película. Es un estilo que se acercaría más al anime que al cine de terror. Y a este estilo pertenece la película que os comento hoy Undead Pool.

Ya iba yo advertido de lo que me iba a encontrar cuando lo mínimo que había leido de esta película es que era friki total. Pero para opinar hay que ver y me dije pues vamos alla y que sea lo que Dios quiera. Lo que vino después es un conjunto de insensateces y locuras mezcladas como digo con escenas eróticas y gore desmedidas y con un guion que hace aguas por todas partes. Como os digo, esta película nos recuerda a los famosos anime eso sí de los peorcitos.

En Undead Pool nos encontramos con una chica que llega a una escuela en la cual simultáneamente se esta vacunando a sus alumnas por una posible infección vírica. En poco tiempo, el virus contagia a toda la escuela convirtiendose en una especie de zombies sangrientos que provocarán el caos en la escuela. Todos menos los miembros del equipo de natación de la escuela porque parece ser que algún componente del agua de la piscina hace posible que no se contagien (toma ya pedazo de guionista). A partir de aquí las escenas gore sin explicación ni sentido van apareciendo en un cutre baño de sangre pues los efectos visuales son realmente primarios. Probablemente alguna sonrisa se nos escapará durante el visionado y es que a veces será mejor reír que llorar. También presenciaremos escenas lésbicas y eróticas metidas con calzador durante la película y que en parte dan explicación a la locura que estamos presenciando. La banda sonora cumple aunque por otro lado es casi inexistente y los actores salvando las dos féminas protagonistas tampoco dan mucho la talla. El final cutre y sin mucho sentido culmina esta locura sola apta para frikis y personas con mucho tiempo libre.

En definitiva, una película totalmente prescindible que solo os recomiendo por mera curiosidad cinefila. Enclavada dentro del genero gore-erótico-todo vale es de los peores ejemplos de este género auto-creado por mí. Un desastre de guión, unos efectos visuales muy básicos, unas actuaciones pobres, unos efectos de sonidos y banda sonora pobres nos proporcionarán probablemente un rato de sonrisas y probablemente esto es lo que quería conseguir su director o eso espero. Como digo solo para frikis y cinefilos empedernidos capaces de soportar cualquier cosa que les echen. Al resto, si os aventuráis con esta película espero que no muráis…….de risa………